Opinión: Dos puntos fundamentales

OPINIÓN

El pasado sábado comenzó una nueva edición de la siempre apasionante Liga ASOBAL. Aunque su nivel competitivo aumenta año tras año, los resultados no depararon sorpresas y los grandes del campeonato (Ciudad Real, Barcelona, Portland y Ademar) no perdonaron en la jornada inicial. Si bien sus adversarios les plantaron cara con tenacidad para demostrar que en esta Liga no existe, a priori, ningún rival pequeño que ceda puntos con facilidad, al final se impuso, con lógica, el mayor potencial de los favoritos.

El BM. Altea no fue una excepción, desde luego, y confirmó las buenas vibraciones que ha transmitido durante la pretemporada. A pesar de las bajas de Henrik Hansen y Pelle Larsen, jugó sin complejos y opuso una dura resistencia a la constelación de estrellas del club manchego, que sólo en la segunda parte logró acumular diferencias suficientes en el marcador para asegurar la victoria. Aprovecharon, en fin, el gran desgaste de los nuestros, que completaron una excelente primera mitad en base a una defensa muy consistente.

En esta segunda jornada, el BM. Altea afronta un partido fundamental al medirse al BM. Antequera de Antonio Carlos Ortega, un recién ascendido que tuteó al F.C. Barcelona y a punto estuvo de hacer añicos todos los pronósticos en su concurrida pista. Los aficionados andaluces, en estado de excitación por pertenecer al balonmano de élite, están llevando en volandas a sus jugadores y se espera una gran afluencia de peñas de Antequera en Garganes. El encuentro, así pues, se augura intenso y emocionante dado que ambos saben de la importancia de los puntos en juego.

Por fortuna, todo hace indicar que Javier Cabanas podrá contar con uno de los fichajes de la temporada, Henrik Hansen, que causó baja ante el BM. Ciudad Real por lesión. No en vano, el central danés puede ser un jugador básico en el esquema ofensivo y defensivo alteano. Su solidez y presencia defensiva, la inteligencia de su juego en ataque y su compenetración con Alexander Buchmann son algunas de las virtudes que definen a un hombre llamado a ser una pieza clave.

Lo cierto es que el encuentro ante los andaluces representa la oportunidad de obtener un triunfo que, en estos primeros compases, nos otorgaría mayor tranquilidad y confianza. Y para ello, atención, es necesario que desde la grada animemos a nuestros jugadores y les empujemos en su esfuerzo.

Manel Lledó (Dpto. de Prensa BM Altea)

Anuncios

A %d blogueros les gusta esto: