6ª jornada: Bidasoa Irún 29 – BM Altea 29

EMPATARON A 29 EN IRÚN POR NO APROVECHAR SUS VENTAJAS

Bidasoa y Altea se reparten los puntos 

EFE – Irún

Bidasoa y Altea empataron en un encuentro que los dos pudieron ganar si hubiesen sido capaces de administrar sus ventajas o de acertar en las jugadas decisivas que decidieron el final del partido.

Por estas razones, posiblemente el empate no dejó satisfecho a ninguno de los contendientes. El conjunto alicantino llegó a disponer de ocho goles de renta (7-15), en tanto que los iruneses, tras el empate a 29 conseguido por Marcos Fernández, dispusieron de un minuto para decantar la balanza de su lado.

Altea fue claramente superior en el primer tiempo. Su 6-0 defensivo mostró su eficacia ante un paupérrimo ataque de los locales que tampoco fueron capaces de frenar las acometidas de Ohm, y las buenas terminaciones de Manolo Colón en el pivote, adonde llegaron cómodos balones que poco a poco fueron abriendo brecha en el marcador.

A los nueve minutos el técnico local Julián Ruiz ya tuvo que pedir un tiempo muerto para arreglar el desaguisado (2-6). Cambió de portero, de laterales, de extremos, de conductores de juego, sin demasiada respuesta. Sólo, al final, con la adelantada defensa de Arrieta (5-1), el equipo dio señales de vida y un parcial de 4-0 le devolvió al menos las opciones de seguir en la pelea.

Diez exclusiones para el Bidasoa

El segundo tiempo fue bien diferente, porque el Bidasoa mejoró claramente en ataque. Trivundza y Georgescu asumieron responsabilidades y sus lanzamientos fueron cayendo, uno tras otro, en la meta de Mijatovic, al que Javier Cabanas debió sustituir por Jorge Oliva para tratar de parar el camino que el encuentro tomaba.

El zurdo Ohm se convertía en el único atacante capaz de doblegar a Erevik y así las cosas, el tanteador se fue igualando hasta que en el minuto 13 Trivundza conseguía el primer empate del partido (21-21). Desde ese momento y hasta el final, dominó la emoción por la igualdad. Cierto es que al Bidasoa le colapsaron las diez exclusiones que sufrió. No recibió el mismo trato arbitral que su oponente y debió realizar aún mayor esfuerzo.

Perdió por este motivo a Nilsson, pero se mantuvo en el partido, incluso con ventajas (25-24, 26-25 y 28-27). Los últimos dos minutos se jugaron bajo la tensión de la incertidumbre. Aramburu y Fernández firmaron los tantos del 29-29, sin que el Bidasoa fuera capaz en la última posesión de conseguir el gol que le diera la victoria, ante un equipo que demostró calidad y contundencia.

29 – Bidasoa (11 + 18): Erevik; Arrieta (1p), Stankovic (2), Georgescu (7), Trivundza (6), Oneto (1), Nilsson (4) -siete inicial-, Moríñigo (3), Tioumentsev (1), Viudes (1), Bilbija (1), Taraband (ps), Aranburu (2) y Ventura.

29 – BM Altea (15 + 14): Mijatovic; Hansen (4), Jiménez, Nikcevic (4), Klev, Colón (7), M. Fernández (2) -siete inicial-, E. González, Ohm (7), Buchmann (5, 2p), Bauer y Oliva (ps).

Parcial cada 5 minutos: 0-3, 2-6, 5-7, 7-11, 7-14, 11-15 (descanso), 16-17, 19-20, 22-22, 24-24, 26-25, 29-29.

Árbitros: Breto León y Huelin Trillo. Exclusiones de Jiménez, Klev (2), González, Oneto, Stankovic, Georgescu, Trivundza, Viudes (2), Aramburu y Nilsson (3), siendo descalificado en el min. 46.

Anuncios

A %d blogueros les gusta esto: