Opinión: El Altea se reivindica con un partidazo

OPINIÓN 

El Balonmano Altea hizo vibrar a los espectadores congregados en el pabellón Garganes mediante una magnífica actuación frente a un rival de la entidad del BM Valladolid. Los alteanos ofrecieron la mejor versión de sí mismos y lograron dominar el marcador durante la mayor parte del encuentro (con una ventaja máxima de 3 goles), aunque los de Juan Carlos Pastor dispusieron de la oportunidad del último ataque, no pudiendo romper la igualdad en un final de infarto.

A diferencia de otras ocasiones, los jugadores de Cabanas supieron jugar los minutos decisivos, cometer los mínimos errores no forzados y aguantar los arreones de un Valladolid que veía peligrar la victoria. Liderados en la faceta ofensiva por Henrik Hansen, Manolo Colón e Ivan Nikcevic, que anotaron 25 goles entre los tres, y una defensa eficaz, el equipo alteano completó un gran partido y puso en muchos apuros a los visitantes, incapaces de poner tierra de por medio ante el empuje y acierto local.

Garabaya hizo daño en los 6 metros, Chema Rodríguez resolvió con acciones individuales y Muratovic y Gull amenazaron luciendo sus lanzamientos de larga distancia, pero el Altea no estaba dispuesto a dar su brazo a torcer y se exprimió al máximo para ganar. Hansen, que jugó muy tocado debido a una torcedura de tobillo en la primera mitad, exhibió sus cualidades y dio un recital de balonmano tanto en defensa como en ataque, mostrando sus fundamentos ofensivos como director de juego a base de pases, goles y penetraciones. El danés, a pesar de sus molestias físicas, realizó su mejor partido con la camiseta alteana y probablemente se erigió en el jugador más valioso de un partido intenso, igualado, abierto y donde los porcentajes de acierto en el tiro fueron muy altos.

Si bien en mi opinión el Altea hizo más méritos para apuntarse los dos puntos, el empate final (32 – 32) es un buen resultado teniendo en cuenta el nivel del adversario que visitaba Garganes. Un punto importante, pues, que tendrá efectos anímicos positivos no sólo para la afición, cuyo apoyo está siendo notorio, sino también para un equipo que ha demostrado tener muchas cosas que decir y que, poco a poco, obtendrá el premio a su trabajo.

Ahora, el calendario será más “benévolo”. Tras haber jugado ante cuatro de los grandes de la liga en las primeras siete jornadas, los próximos partidos son, a priori, más asequibles y la escuadra alteana ha de aprovecharlos para continuar su escalada en la clasificación.

Próxima estación: Santander

Manel Lledó (Dpto. de Prensa BM Altea)

—————

¡¡¡Gracias por vuestro apoyo!!!

Anuncios

A %d blogueros les gusta esto: