9ª jornada: BM Altea 30 – Algeciras BM 25

 

El Altea suma y sigue tras vencer con merecimiento al Algeciras

La crónica de… Manel Lledó (Dpto. de Prensa BM Altea)

El Balonmano Altea prolongó su notable trayectoria venciendo justamente a un rival directo, el Algeciras, y ascendiendo al séptimo lugar de la tabla tras haber puntuado en los últimos cuatro partidos. El equipo alteano se encuentra en un excelente momento tanto de juego como anímico, y ni siquiera la ausencia de Buchmann o el precario estado físico de un Mijatovic renqueante son motivos suficientes para estropear la buena racha que ha logrado encadenar. El partido que hoy disputaban los alteanos era vital para ir perfilando cuáles podían ser los objetivos en la presente temporada. Un adversario situado con un punto más era la piedra de toque. Y visto lo visto, los de Cabanas presentan su candidatura para ser un equipo a tener muy en cuenta en esta liga Asobal.

El potencial que reúne el conjunto de la Villa Blanca no tiene desperdicio. Participaron hasta 13 jugadores durante el partido, demostrando que el banquillo ofrece garantías para llevar a cabo las correspondientes rotaciones. Todos aportan. Hay talento, calidad y físico, virtudes valiosas en un equipo de balonmano, pero también actitud, entrega y sacrificio. Mediante el impulso que supone el apoyo de un público que aumenta jornada tras jornada, anima cada vez más y disfruta/sufre de la intensidad de este deporte, la plantilla transmite su motivación por llegar lo más lejos posible. Es irreprochable el esfuerzo de unos jugadores comprometidos y que están rindiendo a un nivel óptimo.

El Algeciras, en cualquier caso, no fue un rival nada fácil. El comienzo fue muy igualado y al BM Altea le costó despegarse, realizando una labor de desgaste lenta pero efectiva y decantando, poco a poco, el partido en su favor. En los últimos 10 minutos del primer tiempo, los locales lograron un margen de seguridad en el marcador, con diferencias de 4 goles que mantuvieron en el descanso (16 – 12). Buena defensa alteana y Rune Ohm como auténtico cañonero, siendo el hombre destacado en ataque.

El BM Altea inició la segunda parte muy entonado de la mano de un Henrik Hansen brillante y que volvió a asombrar con goles de un enorme mérito y pases de lujo a sus compañeros, pero una reacción de los algecireños les colocó a dos goles (20 – 18, minuto 40) y creó la inquietud en Garganes. El partido tenía visos de igualarse, aunque los de Cabanas supieron rehacerse rápidamente y aumentar las diferencias hasta los 5 goles gracias a la labor de, entre otros, Rune Ohm, erigido como máximo goleador, y de Ivan Nikcevic, rapidísimo e incisivo. También sobresalieron Pelle Larsen, muy efectivo desde los 6 metros, y Carlos Grau, eléctrico en su salida a la pista, que enloqueció a base de velocidad a la defensa andaluza. Atrás, Oliva obtuvo buenos porcentajes de paradas, Bauer se empleó a fondo (incluso como avanzado) y en general todos colaboraron para fortalecer una defensa que sólo se despistó en momentos puntuales. Por si fuera poco, el BM Altea hizo gala de su peligrosidad ofensiva y volvió a obtener la treintena de goles a su favor.

Con el tiempo cumplido, Nikcevic transformó un penalti y puso la puntilla a una victoria (30 – 25) que hizo vibrar al numeroso público congregado en Garganes.

No cabe duda de que la dinámica es muy positiva, y el próximo desplazamiento a Torrevieja, con ocasión del derbi alicantino (sábado 11 de noviembre), será otra oportunidad para confirmar las buenas sensaciones que irradia este ilusionante Altea.

—————

30 – BM Altea (16 + 14): Oliva; Hansen (5), Jiménez, Nikcevic (7, 1p), Klev (1), Marcos Fernández (1), Eloy González (1) -siete inicial-, Mijatovic (ps), Larsen (3), Colón (1), Carlos Grau (1), Rune Ohm (8, 4p) y Bauer (2).

25 – Algeciras BM (12 + 13): Tsilimparis; Bermejo (6, 4p), García Vega (2), Kurth, Bustos (7), Coelho (3, 1p), Pogorelov (1) -siete inicial-, Ristovski (ps), Gámuz (3), Milosevic (1), Reig (1), Raúl Bartolomé y Nadoveza (1).

Parciales cada 5 minutos: 2-2, 4-5, 8-6, 11-9, 14-10, 16-12 (descanso); 18-14, 20-18, 22-18, 24-21, 27-23 y 30-25.

Árbitros: Martín Franco y Monroy Rodríguez. Excluyeron a los locales Carlos Grau, Eloy González y Bauer (2) y a los visitantes Raúl Bartolomé y Coelho.

Anuncios

A %d blogueros les gusta esto: