10ª jornada: BM Torrevieja 20 – BM Altea 24

Un Altea en cuadro superó sus adversidades y se impuso con brillantez en el derbi  

La crónica de… Manel Lledó (Dpto. de Prensa BM Altea) 

El Balonmano Altea afrontó el derbi provincial frente al BM Torrevieja arrastrando las importantes ausencias de Manolo Colón y Henrik Hansen, lesionados, y Alexander Buchmann y Kenneth Klev, indispuestos por una intoxicación alimenticia. El equipo alteano, así pues, se presentaba debilitado y con la enfermería casi hasta los topes, pero los jugadores que asumieron la responsabilidad sobre la pista del pabellón Infanta Cristina dieron una magnífica lección de entrega, pundonor y buen juego. Con una alineación de circunstancias donde incluso el extremo Ivan Nikcevic hubo de ocupar la posición de central, los de Javier Cabanas sacaron fuerzas de flaqueza para jugar un partido extraordinario que no se olvidará fácilmente.

El Torrevieja comenzó un tanto más acertado y dominó el marcador mediante ligeras ventajas hasta que el Altea tomó la medida al encuentro, logrando empatar en el minuto 16 y medio (6 – 6). A partir de este punto de inflexión, los de Cabanas casi siempre llevaron la iniciativa, aunque los locales conseguían aguantar el tirón. Con máxima igualdad (10 – 10) se alcanzó el descanso tras una primera parte con muy pocos goles y caracterizada por unas defensas que se impusieron a los ataques. Por parte local, Drasko Mrvaljevic fue el máximo anotador y su equipo mostraba la peligrosidad de sus hombres de primera línea, mientras que el Altea, que se defendió con uñas y dientes, tuvo en Rune Ohm a su mejor brazo ejecutor.

En la segunda mitad, el equilibrio se mantuvo hasta que a partir del minuto 40 el conjunto de la Villa Blanca dio un pequeño estirón con una renta de 3 goles (13 – 16) que ya comenzaba a resultar significativa. Jorge Oliva, bajo los palos, realizó uno de los mejores partidos que se le recuerdan y estuvo monumental, al igual que su defensa, prácticamente infranqueable para unos torrevejenses que se mostraban impotentes para superar el vigor alteano. Poco a poco y con paso seguro, los de Cabanas fueron ampliando las diferencias para colocar, en el minuto 56, una renta máxima de 7 goles (17 – 24) que sentenciaba el partido. Todos los integrantes del plantel alteano que estaban en condiciones intervinieron a gran nivel, destacando la soltura de los jóvenes Eloy González, Carlos Grau y Emilio Esteban, del mismo modo que Rune Ohm, Juan Pedro Jiménez, Ivan Nikcevic, Marcos Fernández, Tim Bauer y Pelle Larsen aportaron lo suyo. Desde los jugadores hasta los técnicos se merecieron un sobresaliente y confirmaron el gran momento que están atravesando. Los alteanos, inmersos en una dinámica muy positiva, transmiten óptimas sensaciones.

Tras este vital triunfo a domicilio, el BM Altea se sitúa séptimo, con 10 puntos, y ha acumulado una excelente racha al sumar 8 de los 10 puntos posibles en los últimos cinco partidos.

Y también cabe hacer referencia a la numerosa afición alteana que se desplazó a Torrevieja, ya que animó a su equipo de principio a fin y también puso de su parte, desde las gradas, en la obtención de la victoria. En un pabellón en ocasiones casi enmudecido, nuestros aficionados, simpatizantes y directivos se hicieron notar con su apoyo.

20 – BM Torrevieja (10 + 10): Moyano; Andersson (1), Valcic (4), Azinzu (2), Mrvaljevic (4), Vukas (1) y Cuartero (1) -siete inicial-, Simonet (1), Val, Rochel (5, 2p), López (1), Jermenyr, Meijer y Gómez (ps).

24 – BM Altea (10 + 14): Oliva; Jiménez (3), Nikcevic (5), Marcos Fernández (3), Eloy González, Rune Ohm (8, 1p) y Bauer -siete inicial-, Mijatovic (ps), Larsen, Esteban (3) y Grau (2).

Parciales cada 5 minutos: 2-0, 3-1, 4-3, 5-6, 7-7, 10-10 (descanso), 11-11, 13-16, 14-17, 16-19, 18-22 y 20-24.

Árbitros: González Grau y Fernández Baranda, de Euskadi. Excluyeron por dos minutos a los locales Val, Rochel y Mrvaljevic, y a los visitantes Nikcevic, González, Bauer, Larsen y Grau.

Anuncios

A %d blogueros les gusta esto: