Entrevista: Mijail Zhukov

Foto: Zhukov y el presidente, Salvador Lledó, en el partido de homenaje que Altea y Torrevieja disputaron en pretemporada.

SU D.N.I. 

Nombre: Mijail Zhukov

Fecha y lugar de nacimiento: 20/02/63, en Tatapctah (Rusia).

Trayectoria (en España): Maristas Málaga (92/95 y 96/98), Teka Cantabria (95/96), BM. Altea (98/04) y BM. Torrevieja (04/06).

Internacional con Rusia en 50 ocasiones.

Cargo actual: Entrenador del equipo infantil masculino del BM. Altea.

—————

Estuviste presente en Torrevieja para ver el derbi entre dos equipos a los que conoces sobradamente y que forman parte de tu trayectoria. ¿Qué te pareció?
Antes del partido creía que el Torrevieja podía ganar debido a las bajas que tenía el Altea, pero poco a poco el equipo alteano demostró que hoy por hoy es mucho mejor que el Torrevieja. Pocas veces he podido disfrutar de un juego tan brillante por parte del Altea, sobre todo en defensa. Como le dije a mucha gente, fue como para grabar el partido y enseñárselo a los niños para que aprendan cómo hay que defender.

Una victoria fuera de casa, en un derbi y con cuatro jugadores importantes de baja habrá reforzado mucho la moral de los jugadores del Altea, ¿no crees?
Sí, pero yo creo que la moral ya estaba alta tras haber puntuado en los cuatro partidos anteriores. Lo del sábado les dará más confianza aún. Yo creo que este equipo tiene mucho potencial y al final seguro que podrá estar entre los ocho primeros de la liga.

¿Cómo has visto al Altea en lo que llevamos de temporada? ¿Va por el buen camino?
Yo creo que ha tenido un tropiezo contra el Almería, pero en los demás partidos que he visto, incluso los que perdió contra Ciudad Real o Ademar, el Altea ha estado con las ideas claras, fuerte en defensa, bien en portería y sabiendo qué hacer en ataque. Para mí, va por el buen camino.

¿Qué crees que aún le falta por mejorar al Altea para ser del todo completo?
La verdad es que no lo sé. A mí me parece que la defensa siempre ha sido el punto fuerte del Altea y que ahora también lo es. Lo mejor del actual Altea es la defensa, y si en ataque logra estar al mismo nivel tendrá mucho ganado.

¿Puede aspirar el equipo a estar rondando las posiciones europeas a final de temporada?
Seguro que podrá estar entre los ocho primeros, pero es importante que no haya lesiones graves. Pocos podían esperar que el Altea ganase el sábado con tantas bajas. Todos los equipos tienen rachas, y si el Altea juega a ese nivel no veo problema en que pueda entrar en el grupo de los seis primeros. En esta liga todos los partidos son difíciles y pueden tener algún bajón, aunque espero que lo superen rápidamente si lo tienen.

Esta temporada has iniciado tu nueva etapa como entrenador y estás dirigiendo al equipo infantil masculino del Altea. ¿Cómo está siendo la experiencia con los chavales?
La experiencia es positiva. Estoy encantado con mis jugadores, pero los resultados todavía no son buenos porque hemos jugado cuatro partidos y no hemos ganado. A nivel personal, el conocimiento del balonmano base es algo muy positivo y me encanta. Veo a los chicos con muchas ganas en los entrenamientos aunque deportivamente no estamos como esperaba.

Estás en trámites de obtener el título de entrenador. ¿Piensas en la posibilidad de entrenar algún día a un equipo de élite?
Lo que pasa es que este título te da permiso para entrenar, pero no te da ninguna garantía de que lo hagas en un equipo grande. Este verano estuve en Madrid haciendo el curso y hace justo dos semanas que me llegaron las notas que me aprueban para seguir el curso el año que viene. Voy a sacarme el título, pero ya veremos. Hace más de 30 años que estoy en el balonmano y quiero seguir de una forma u otra en este deporte.

¿Ha evolucionado mucho el balonmano desde que comenzaste a jugar?
Ha evolucionado mucho en cuanto a la profesionalización no sólo de los jugadores, sino también de los clubes. Ahora las empresas invierten más dinero en el balonmano, los equipos médicos trabajan mucho más que antes, las instalaciones, la ropa… Ahora los jugadores entrenan mejor y progresan más.

Seis temporadas en el Altea como jugador y ahora has vuelto como técnico. Este club forma parte de tu vida.
Vivo en Alfaz del Pi, pero me siento alteano. Además, uno de mis niños nació aquí y es un alteano más. Estoy aquí no sólo por razones deportivas, sino porque también me gusta la ciudad, el sitio donde estoy…

¿Cómo se puede jugar en el máximo nivel hasta los 43 años? ¿Nos desvelarás tu secreto?
Mucha gente me lo pregunta, pero es una de las pocas preguntas que no puedo contestar. No tenía ningún secreto. Si me hubieran dicho con 25 o 30 años que me retiraría a esta edad, habría pensado que era una broma. Tengo que agradecer a mis entrenadores de la escuela de balonmano de Rusia la base que me enseñaron en cuanto a comer bien, descansar, entrenar…

¿Cómo te sentiste el día después de retirarte? ¿Te faltaba algo?
Todavía me siento un poco extraño. Cuando veo los partidos no lo hago como un entrenador, sino como un jugador. Me falta un poco para cambiar el chip y ser de verdad un entrenador. Te sientes un poco raro porque ya no te tienes que cuidar tanto, ni entrenar todos los días, ni viajar…

La base del balonmano en Altea goza de buena salud y sigue creciendo… e incluso el equipo de 1ª Autonómica es líder destacado. El futuro es muy prometedor…
Sí. Y has olvidado decir que los cadetes ganaron la liga del año pasado y que ahora van primeros. Nunca había visto a un equipo tan bueno en categorías inferiores como el cadete del Altea. Hasta los entrenadores del primer equipo pueden empezar a pensar en estos jugadores para un futuro.

Anuncios

A %d blogueros les gusta esto: