11ª jornada (1ª Autonómica): C.BM. Benidorm 26 – BM. Altea 26

BM. ALTEA: Santiago Sánchez y José Sanchís (porteros); Pedro Reyes, Norberto García, Javier García (1), Javier Sánchez (4), Emilio Esteban (4), Juan F. Bordes (1), Manuel Delgado (1), Vicente Morales (5), Luis M. García, Carlos Grau (2), Eloy González (6) y Joaquín Delgado (2).

Parciales cada 5 minutos: 3-2, 5-3, 6-7, 7-9, 9-12, 11-14 (descanso); 13-16, 16-17, 18-19, 22-21, 23-24 y 26-26.

La 11ª jornada de la 1ª División Autonómica brindó un derbi por todo lo alto entre el C.BM. Benidorm y el Balonmano Altea, los dos mejores equipos de la categoría. El encuentro no defraudó al numeroso público asistente que abarrotó el pequeño pabellón de Foietes y, así, las grandes expectativas depositadas se vieron saciadas. Ambos conjuntos, que ocupaban las dos primeras plazas de la clasificación, depararon un duelo que resultó vibrante, emocionante y disputadísimo del primer al último minuto. La rivalidad fue un factor añadido que supuso un plus de picante para un partido jugado de poder a poder y que transcurrió con dominio alteano durante la mayor parte, aunque una reacción local hizo que el empate final a 26 goles figurase en el marcador.

Durante los primeros 15 minutos el partido transcurrió igualado hasta que los alteanos aumentaron su nivel defensivo y consiguieron ponerse por delante en el marcador con ventajas de 2 y 3 goles, alcanzando el descanso con un tanteo favorable de 11 – 14.

La segunda parte comenzó tal y como había acabado la primera, con el BM. Altea por delante, conservando una renta de entre 2 y 3 goles, pero el Benidorm endureció su juego y remontó para conseguir colocarse con 2 goles de ventaja (23 – 21) a falta de 10 minutos para el final del partido. En ese momento, el técnico alteano, Pepe Jorro, pidió un tiempo muerto y los jóvenes alteanos revivieron, dándole la vuelta al electrónico y volviéndose a colocar con una importante renta de 2 goles a falta de menos de 2 minutos para el final del partido. Tras un par de decisiones arbitrales polémicas por parte de unos colegiados calamitosos que se mostraron tremendamente caseros a lo largo de todo el encuentro, el Altea se dejó comer terreno y el Benidorm supo lograr un empate in extremis (26 – 26) con el que finalizó el encuentro.

El equipo alteano bregó y arrancó un valioso punto de Foietes, de manera que continúa como líder invicto tras once jornadas, sumando 20 puntos a raíz de las nueve victorias y los dos empates obtenidos. En la tabla se sitúan, a dos puntos, el C.D. Orriols-Marni de Valencia y el C.BM. Benidorm.

Emplazamos a los aficionados al próximo miércoles 6 de diciembre, a las 12:00 horas en el pabellón de Garganes, ya que el BM. Altea se enfrentará al Club Handbol Alcàsser.

Anuncios

A %d blogueros les gusta esto: