14ª jornada: J.D. Arrate 29 – BM. Altea 27

El Arrate vence al Altea en un final agónico

EFE – Bilbao

El Arrate sufrió lo indecible para reencontrarse con la victoria, después de tres jornadas sin puntuar, a costa de un Altea que fue mejor en la primera mitad, pero que luego se vio superado por el coraje al que apelaron los guipuzcoanos, con el reaparecido Kobine como máximo goleador.

Los alicantinos se mostraron más sólidos durante una primera mitad en la que, a excepción del 2-1, siempre dominaron en el marcador y llegaron a disponer de ventajas de hasta tres goles. El 6-0 visitante y las buenas intervenciones del meta Oliva frenaron en ataque a un Arrate que envió cuatro balones a los postes y echó en falta la aportación del máximo artillero de la Liga Asobal, Davor Cutura, que sólo pudo marcar desde los siete metros.

Por el contrario, el Altea, bien conducido por Buchmann, pronto tomó la delantera en el electrónico y supo mantenerse por delante, con buenas apariciones de Hansen, Nikcevic y sobre todo del pivote Manolo Colón, que reaparecía tras su lesión muscular. A pesar de que Malumbres apareció en los diez minutos previos al descanso y frenó, en parte, al conjunto de Javier Cabanas, al descanso se llegó con un merecido 10-13 para la escuadra levantina.

Ya en la segunda mitad el Arrate adoptó una actitud decididamente guerrillera y, a falta de solidez defensiva y de claridad para racionalizar su juego de ataque, se apuntó al pundonor colectivo para intentar dar la vuelta al partido. Aunque Nikcevic amplió pronto la renta del Altea a cuatro goles (10-14), los eibarreses apretaron los dientes y comenzaron a martillear la portería de Oliva en base a oleadas casi siempre comandadas por Ivo Díaz y el ruso Kobine, que después de tres meses inédito descargó toda la adrenalina acumulada y terminó erigiéndose en máximo goleador de los suyos.

Ivo Díaz dio la segunda ventaja del partido al Arrate en el minuto 42 (18-17), y aunque de seguido Hansen devolvió la igualdad al marcador (18-18), las exclusiones consecutivas de Jiménez y del propio Hansen por un cambio antirreglamentario, propiciaron el despegue local hasta el 22-18 del minuto 46.

Malumbres se había convertido en una pesadilla para los foráneos y el encuentro parecía resuelto, pero a falta de menos de tres minutos, con 27-24, fueron los arrateanos quienes se quedaron en doble inferioridad numérica, por las exclusiones de Ivo Díaz y Davor Cutura, circunstancia aprovechada por el Altea para situarse 27-26 y luego 28-27, a menos de un minuto para el final.

Ya con los siete jugadores en pista, el Arrate sentenció el resultado con una buena penetración de Jurkiewicz a veinte segundos de la conclusión que supuso el respiro definitivo para los aficionados locales y dos puntos para el equipo de Viktor Debre, de nuevo con opciones de jugar la Copa tras recuperar el séptimo puesto en la clasificación.

29 – J.D. Arrate (10 + 19): Malumbres; Jurkiewicz (3), Salaberría, Carou, Panadero (1), Nunes (3), Davor Cutura (6, 5 p) -equipo inicial-, Vucinic, Martins (2), Gamboa (1), Chelu Cid (2, 1 p), Ivo Díaz (4), Jaíto y Kobine (7).

27 – BM. Altea (13 + 14): Oliva; Hansen (4), Jiménez, Nikcevic (6), Colón (5), Eloy González, Marcos Fernández (1) – equipo inicial-, Mijatovic, Klev, Rune Ohm (4, 1 p.), Buchmann (7, 4 p.) y Bauer.

Parciales cada 5 minutos: 2-2, 3-5, 6-7, 7-10, 9-11, 10-13 (descanso); 13-15, 17-17, 21-18, 22-20, 25-23 y 29-27.

Árbitros: Sabroso y Raluy, de Canarias. Excluyeron por parte local a Carou, Davor Cutura e Ivo Díaz (2), y a los visitantes Jiménez (2), Hansen y Klev.

Anuncios

A %d blogueros les gusta esto: