Entrevista a Salvador Lledó (Presidente BM Altea)

 

Salvador Lledó Llinares

Presidente del Balonmano Altea

¿Qué supone para el Club Balonmano Altea la organización de la Copa del Rey?

Para nosotros es un orgullo y una satisfacción el hecho de que hayamos tenido el privilegio de organizar un evento de esta envergadura y trascendencia, y que va a reunir a algunos de los mejores equipos del mundo. Tanto para el Club como para Altea es un honor que hayamos conseguido ser la sede de la Copa porque vamos a convertirnos en el centro neurálgico del balonmano español durante unos días. A nivel deportivo y social yo diría que es un acontecimiento extraordinario que aporta reconocimiento y promoción. Es un sueño hecho realidad tras el duro trabajo que hemos realizado durante muchos meses.

¿A qué cree que puede aspirar el equipo alteano?

Vamos a intentar hacer el mejor papel posible y llegar tan lejos como podamos. Tengo la certeza de que el equipo lo va a dar todo en la pista, y con el apoyo del público y la motivación de jugar en casa estoy convencido de que rendiremos al máximo de nuestras posibilidades. Sabemos que en esta competición participa la élite del balonmano y que ganar cada cruce es complicadísimo, pero también está claro que tenemos nuestras opciones ante un rival tan difícil como el CAI Aragón, al que respetamos mucho. Superar los cuartos de final e igualar nuestra mejor clasificación en la Copa sería un éxito, pero no renunciamos a nada en un torneo que suele deparar sorpresas.

¿Qué mensaje le gustaría hacer llegar a los aficionados?

Pues que les necesitamos más que nunca. Queremos un pabellón repleto de alteanos volcados con nuestro equipo y que disfruten de este gran espectáculo dado que nuestra obligación es llevar en volandas a nuestros jugadores y crear un ambiente de excepción. Estoy convencido de que la Copa va a ser un éxito total de público, ya que la demanda de abonos y entradas ha sido tremenda. La Copa es para todos, y todos debemos remar en la misma dirección. Altea va a responder.

¿Jugar la Copa del Rey en Altea es un paso más en la meritoria trayectoria del Club en la máxima categoría?

Es un paso más, sí, pero muy importante. El BM Altea ya es un clásico de la Liga ASOBAL y la Copa culmina, de alguna manera, el esfuerzo que supone mantener al Club en la élite. Las instituciones, los patrocinadores, el pueblo, las juntas directivas que han ido pasando y todos los que trabajan diariamente en el Club han hecho posible que continuemos engrosando nuestro historial. La Copa nos otorga un prestigio considerable y es un regalo que hay que saborear.

Por primera vez tendrá lugar la llamada Minicopa, lo que supone un reto añadido.

La Minicopa es una idea que hemos apoyado siempre debido a que somos un Club que se ha marcado un enorme compromiso con la cantera. Cuidamos al máximo de nuestras posibilidades a nuestros jóvenes jugadores porque creemos que debemos apostar por ellos como base de futuro. Tener aquí a los ocho equipos cadetes de los conjuntos clasificados para la Copa es una iniciativa que ha sido muy bien acogida en todas partes. Ver a los chavales en competición va a ser muy bonito y le va a dar un color especial a un evento en el que, para redondear la jugada, realizaremos muchas actividades paralelas.

Además, el Palacio de los Deportes de la Costa Blanca – Villa de Altea acoge su primera gran competición con ocasión de la Copa.

Sí, y es muy positivo que haya sido precisamente la Copa el factor que ha impulsado la construcción de este nuevo pabellón. ASOBAL nos pedía unas condiciones, como es lógico, y el resultado está aquí. Espero que comencemos con buen pie y seamos capaces de debutar venciendo al CAI, puesto que sería la mejor manera de inaugurar el pabellón por lo que se refiere a la competición oficial.

¿Cuál es su mayor deseo?

Que todos nos sintamos orgullosos de este desafío que afrontamos con la mayor de las ilusiones.

Anuncios

A %d blogueros les gusta esto: