[Copa del Rey Altea] Cuartos de final: Caja España Ademar 35 – BM Valladolid 35

 

ADEMAR TUMBÓ AL ACTUAL CAMPEÓN TRAS PRÓRROGA Y 7 METROS

Caja España Ademar 35 – BM Valladolid 35

Que dos clubes de élite, capacitados para obtener el título, pertenezcan a la misma Comunidad Autónoma conlleva que cada uno de los derbis que disputan hagan saltar chispas, como si la hegemonía se pusiese en juego de manera constante. El BM Valladolid, que ha demostrado su carácter competitivo en la Copa del Rey, se marcaba el sueño de conquistar su tercer trofeo copero consecutivo. Enfrente, el Caja España Ademar, que ya cayó ante los de Pastor en los cuartos de final de la pasada edición, pretendía apear al campeón de una vez por todas y erigirse en su verdugo con el objetivo de aspirar a repetir la Copa que logró cinco ediciones atrás. A priori, todo un partidazo de rivalidad castellanoleonesa.

En esta tesitura, el encuentro dio lo que se esperaba para deleite del público al ver plasmado sobre la pista un juego sembrado de recursos en ataque. Así, el juego fue netamente ofensivo, con dos equipos entregados a la fiebre goleadora, ofreciendo un espectáculo que se erigió en un festín atacante. El marcador reflejó el equilibrio, fruto del constante intercambio de tantos y la escasa tensión defensiva que exhibieron unos y otros.

A mediados del primer tiempo, los colegiados expulsaron al pivote del BM Valladolid, Edu Fernández, con una roja directa que fue muy protestada por los del Pisuerga, lo que se agravó con la casi inminente exclusión de Víctor Hugo López. Entonces, los dos porteros, Saric y, principalmente, Sierra, encadenaron una buena serie de paradas que evitó que el tanteo se disparase.

Los vigentes campeones lograron su máxima renta en el minuto 24 (10-16) a raíz de su acierto y fluidez en ataque, que se vio ampliada con un gol de bella factura de Muratovic (10 – 17), el mejor jugador de esta primera parte. A duras penas recortó después Caja España Ademar, de modo que al final de los 30 minutos el marcador registraba un 12-17 aún abultado.

En la segunda mitad, se prolongó la tónica de las defensas permisivas y bajo mínimos. Las porterías eran bombardeadas por los lanzadores sin demasiada oposición. El conjunto de Pastor no bajó su ritmo de juego y conservó una diferencia considerable que fluctuó entre los 6 y los 7 goles. El intercambio de golpes favorecía a los que figuraban por delante, pero un arranque de raza de Caja España Ademar, al que se le agotaba el tiempo, hizo que la incertidumbre regresase con gol de Jakobsen (24-27, min. 18). Poco a poco, en una tarea costosa de recuperación, los de Cadenas limaron la desventaja hasta que consiguieron empatar (28-28, min. 25) por mediación de Sigurdsson. Podía suceder cualquier cosa en el tiempo restante y Krivoshlykov dio la primera estocada situando a los suyos por delante acto seguido (28-29). García Parrondo desaprovechó un contraataque claro ante la parada de Saric y Jakobsen falló un penalti frente a Sierra. Empate a 30 faltando menos de un minuto y posesión para el BM Valladolid. Gull se jugó el último lanzamiento, pero no logró batir al portero ademarista. En consecuencia, la emoción se extendió más allá de los 60 minutos y una prórroga tuvo que dilucidar el choque.

En el tiempo suplementario, Ademar se puso por delante hasta que una bonita colgada que materializó Muratovic dio ventaja (33-34) a los suyos, rápidamente neutralizada por un penalti convertido por Jakobsen y Raúl Entrerríos (35-34). Ya en los últimos segundos, Muratovic devolvió la igualdad, una vez más, y provocó que se decidiese el ganador en los lanzamientos de 7 metros. Las tablas parecían eternas y había que recurrir a los penaltis, escribiendo un nuevo capítulo en este emocionante cruce.

Por el Caja España Ademar, marcaron Martins, Stranovsky, Jacobsen, Raúl Entrerríos y Garralda, mientras que por el BM Valladolid lo hicieron García Parrondo, Chema Rodríguez, Muratovic y falló Rentero. Fue Garralda quien transformó el penalti decisivo y clasificó a su equipo.

De este modo, el conjunto leonés destronó al vigente campeón en un partido ajustadísimo y agónico y se enfrentará al Algeciras BM en las semifinales.

FICHA TÉCNICA

35 – Caja España Ademar León (12 + 18 + 5): Saric; Jacobsen (12), Perales (2), Raúl Entrerríos (4), Castresana, Aguinagalde (1), Krivoshlykov (5), Viran Morros (4), Stranovsky (1), Martins (1), Santiago Urdiales (3), Sigurdsson (1) y Garralda (1).

35 – BM Valladolid (17 + 13 + 5): Sierra (Lorger, ps); Edu Fernández (2), Asier Antonio, Gull (6), Rentero (2), Víctor Hugo (1), Garabaya (4), Chema Rodríguez (2), Delgado Ávila (1), Ugalde (2), García Parrondo (4) y Muratovic (11).

Parciales cada 5 minutos: 3-2, 5-4, 7-9, 10-12, 10-16, 12-17 (descanso); 15-19, 17-21, 20-26, 24-27, 27-28, 30-30 (final); 33-32 y 35-35 (prórroga).

Árbitros: García Fernández (C.A. Cataluña) y Pastor Gamón (C.A. Cataluña). Excluyeron con 2 minutos a Aguinagalde, Krivoshlykov, Viran Morros (en tres ocasiones) y Cadenas por el Caja España Ademar y a Asier Antonio, Víctor Hugo y Garabaya por el BM Valladolid. Además, expulsaron con roja directa a Edu Fernández.

Incidencias: Partido correspondiente al segundo cruce de los cuartos de final de la Copa del Rey disputado en el Palau dels Esports de la Costa Blanca – Villa de Altea.

Máximo goleador: Claus Jakobsen (Caja España Ademar)
Mejor jugador: Eric Gull (BM Valladolid)
Mejor portero: José Manuel Sierra (BM Valladolid)

Manel Lledó / ASOBAL

Anuncios

A %d blogueros les gusta esto: