[Copa del Rey Altea] Los cuatro entrenadores semifinalistas se muestran cautos

A tenor de lo sucedido en los cuartos de final de la XXXII Copa del Rey de Altea, la incertidumbre abandera las semifinales. El torneo se ha convertido, de momento, en terreno abonado para que nada sea previsible y se produzcan resultados de difícil pronóstico, pues los dos primeros clasificados de la Liga ASOBAL, Portland San Antonio y BM Ciudad Real, el campeón de las dos últimas ediciones, BM Valladolid, y el anfitrión, BM Altea, han quedado en la cuneta a las primeras de cambio como consecuencia de las especiales características de una competición cuyo atractivo radica en que la derrota conlleva la vuelta a casa, sin margen de rectificación posible. En esta tesitura de vivir en la cuerda floja, al borde del abismo, templar los nervios y presentar la mentalización adecuada es fundamental para seguir adelante.

Los técnicos de los cuatro equipos que continúan en liza y que hoy jugarán, en el Palau dels Esports de la Costa Blanca – Villa de Altea, las semifinales comparecieron ayer en rueda de prensa. Xesco Espar (F.C. Barcelona Cifec), Veroljub Kosovac (CAI BM Aragón), Manuel Cadenas (Caja España Ademar) y Pero Milosevic (Algeciras BM) se mostraron cautos y coincidieron en señalar que la Copa está muy abierta.

La primera semifinal enfrenta a F.C. Barcelona Cifec y CAI BM Aragón (16:30 horas). Espar reconoció que “los favoritos no existen en estos torneos cortos”, mientras que Kosovac incidió en que “se puede sorprender. Será un partido duro ante un equipo grande. Nosotros no tenemos mucho que perder porque ellos son favoritos. Trataremos de aprovechar nuestras posibilidades”. Preguntados ambos por las virtudes que más temen de sus respectivos rivales, para el entrenador barcelonista “la principal arma del CAI es la velocidad. Tenemos que frenar su juego de primera línea y a sus centrales”, además que recalcar, como méritos de los culés, “el coraje y la persistencia que hemos mostrado”. Por su parte, el técnico del conjunto aragonés hizo hincapié en la necesidad de “defender bien sus ataques para aprovechar nuestro contraataque. Debemos jugar con concentración para meter goles y evitar que sus extremos corran a la contra”.

Más tarde, a las 19:00 horas, tiene lugar la segunda semifinal, protagonizada por Algeciras BM, la revelación de la Copa, y Caja España Ademar. “Para el Algeciras ya significa mucho estar en semifinales. Ganar al Portland es el mejor resultado de nuestra historia y ahora jugamos contra Caja España Ademar, que es mejor equipo que nosotros”, afirmó Milosevic, que quiso reseñar el papel de favorito de su homólogo. Cadenas, por su lado, no sacó pecho, si bien asume “la responsabilidad de ser un equipo con mayor presupuesto y plantilla, aunque valoramos mucho al rival y puede ocurrir de todo”. En cuanto a los deberes de obligado cumplimiento que han de llevar a cabo sus hombres para tener opciones de llegar a la final, el entrenador serbio, cuya pizarra funcionó a la perfección en el partido de cuartos del miércoles, declaró que “necesitamos una buena defensa y dejar pocas posibilidades a su contraataque”. Enfrente, el conjunto leonés optará por “un juego vivo y con transiciones rápidas”, tal y como adelantó Cadenas, fiel a su filosofía de ritmo rápido y dinámico.

Manel Lledó / ASOBAL

Anuncios

A %d blogueros les gusta esto: