[Copa del Rey Altea] Semifinales: Caja España Ademar 29 – Algeciras BM 21

 

ADEMAR DESBORDA AL ALGECIRAS Y SE METE EN LA FINAL

El primer partido de los cuartos de final había deparado la gran sorpresa de la Copa. El Algeciras BM, que parecía la víctima propiciatoria ante el potencial del Portland San Antonio, se convirtió en la revelación rompiendo todos los pronósticos y batiendo a los líderes de la Liga ASOBAL. La clave: recurrir a un juego donde la milimétrica pizarra de Pero Milosevic tuvo mucho que decir. Con una plantilla limitada y escasas rotaciones, los algecireños lo bordaron mediante rigor táctico, disciplina y sacrificio. Sólidos atrás y sin perder balones en ataque, todo les salió a pedir de boca. Por otro lado, el Caja España Ademar había apeado al doble campeón, el BM Valladolid, en un encuentro un tanto extraño, primero con alternativas y después igualado. Sabía Manolo Cadenas, según adelantó ante los medios de comunicación ayer, que sus hombres debían hacer uso de la velocidad, del desborde. Transiciones rápidas y un ritmo fulgurante serían las indicaciones para superar el “balonmano control” de un rival que podía sufrir en esas circunstancias.

Para los leoneses, era una oportunidad de oro para colarse en la final y repetir el título que ganaron en la temporada 2001/02. Y los andaluces, con mucho que ganar y poco que perder, tenían ante sí el partido más importante de su historia.

La defensa algecireña, mucho menos eficaz que en otras ocasiones, empezó siendo superada por los lanzadores leoneses como presagio de lo que iba a suceder durante todo el partido. Coelho, desde los 7 metros, y Bermejo adelantaron al Algeciras por primera vez en el minuto 8 (4-5), pero Perales devolvió el equilibrio rápidamente (6-6, min. 11). El tiempo transcurría con igualdad en el electrónico y buenas dosis de intensidad en la cancha. Martins y Jakobsen rebajaron los ánimos del Algeciras (11-9, min. 18) y Milosevic tuvo que pedir tiempo muerto, consciente de que no debían permitir que Caja España Ademar se escapase.

Para más inri, Saric surgió en la portería ademarista con un par de paradas y Perales y Stranovsky obtuvieron la mayor diferencia (14-10. min. 26). Los andaluces atacaban incurriendo en imprecisiones y defendían con voluntad pero faltos de un plus de energía, de manera que eran superados constantemente por los lanzadores de Cadenas, encabezados por un magistral Perales, autor de 8 goles sin fallo en la primera mitad, que se erigió en el auténtico verdugo al perforar una y otra vez la portería de Ristovski a través de penetraciones (17-11, min. 29). Por otra parte, el portugués Coelho era el único jugador clarividente de los de Milosevic, obteniendo 6 goles.

Como colofón, un golazo de Garralda en los últimos segundos dejó el partido muy favorable para su equipo al término de los primeros 30 minutos (18-12).

El Algeciras comenzó la segunda parte topándose con Saric. Sin las ideas claras en ataque ni poder frenar el caudal ofensivo leonés, el encuentro cada vez parecía más sentenciado. Probablemente acusando su escasa plantilla y el cansancio de los cuartos de final, la agresividad algecireña no era la misma que en otras ocasiones, ni tampoco sus porcentajes de cara a puerta. De hecho, tardaron 6 minutos en marcar por mediación de Nadoveza. Los goles seguían cayendo a favor del conjunto de Cadenas, claro dominador del choque y netamente superior. Stranovsky convirtió un lanzamiento de 7 metros y ensanchó la diferencia a 8 goles en el minuto 39 (22-14), lo que se antojaba casi definitivo para la suerte del partido.

Sólo Coelho, el de siempre, inquietaba y la diferencia variaba entre 9 y 10 goles. Así agonizó el partido: con Caja España Ademar obteniendo el pase para la gran final con contundencia y Algeciras viendo cómo el sueño llegaba a su fin. El equipo de León se medirá al F.C. Barcelona Cifec, que a su vez eliminó al CAI BM Aragón. Una bonita final entre dos conjuntos que han solventado las semifinales sin excesivas dificultades.

FICHA TÉCNICA

29 – Caja España Ademar León (18 + 11): Saric (Alilovic, ps); Jakobsen (2), Perales (9), Raúl Entrerríos (3), Castresana (1), Aguinagalde (3), Krivochlykov, Viran Morros (1), Stranovsky (3), Martins (3), Urdiales (1), Sigurdsson y Garralda (3).

21 – Algeciras BM (12 + 9): Ristovski (Tsilimparis, ps); Gámuz (1), Bermejo (1), Milosevic (1), Reig, García Vega (2), Kurth, Bustos (1), Coelho (8), Bartolomé, Pogorelov, Nadoveza (5) y González (2).

Parciales cada 5 minutos: 2-1, 5-6, 8-9, 11-9,13-10, 18-12 (descanso); 20-12, 22-15, 24-16, 26-16, 26-19, 29-21 (final).

Árbitros: Muro San José (Madrid) y Rodríguez Murcia (Valencia). Excluyeron con 2 minutos a Aguinagalde, Krivochlykov y Garralda por el Caja España Ademar y a Bermejo y Nadoveza por el Algeciras BM.

Incidencias: Partido correspondiente a la segunda semifinal de la XXXII Copa del Rey disputado en el Palau dels Esports de la Costa Blanca – Villa de Altea. Prácticamente lleno.

Mejos portero: Danijel Saric (Caja España Ademar)

Mejor jugador: Óscar Perales (Caja España ademar)

Máximo goleador: Óscar Perales (Caja España Ademar)

Manel Lledó / ASOBAL

Anuncios

A %d blogueros les gusta esto: